Día de la paz

Escucha el poema: Que se callen los cañones del autor Lupercio Mundim

Que se callen los cañones

Lupercio Mundim

Que se callen los cañones,

que dispensen los soldados,

porque las batallas son ilusiones

que sólo producen derrotados.

Que la paz siempre predomine

sobre la guerra y la violencia,

que el hombre nunca olvide

donde lleva su impertinencia.

Que los niños puedan jugar

con sus alegrías en sintonía,

que los adultos puedan brindar

a un futuro pleno de armonía.

Que las armas sean destruidas

porque sólo causan muerte y sufrimiento,

que nuevas alianzas sean tejidas,

porque de la extinción no hay arrepentimiento.


Cuentos de paz


Enfadator, el terminador de discusiones. Cuento sobre la serenidad y la calma ante los enfados.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *